La nueva estación marítima del puerto de Playa Blanca es uno de los elementos que hacen única a esta nueva zona del muelle y que más llamará la atención de pasajeros y visitantes. El edificio está situado estratégicamente en el centro del suelo que se ha ganado al mar gracias a esta ampliación. Frente a la estación se encuentra el aparcamiento principal del muelle y a su espalda la zona de embarque del muelle comercial.

Su distribución consiste en una única planta sobre rasante de 85,60 m de largo, 21,10 m de ancho y 7,50 m de alto, y un total de 1.421,07 m2 de superficie construida.

La construcción se establece como un hito arquitectónico minimalista aislado que cumple la función de terminal de pasajeros y espacio polivalente, al mismo tiempo que marca la división entre el muelle deportivo y el comercial.

Una estación de estilo vanguardista

La pieza arquitectónica se compone de un volumen blanco vacío rectangular, rodeado de un jardín de picón con vegetación autóctona, donde se insertan 3 módulos programáticos en su interior.

El edificio cuenta con una estructura totalmente prefabricada. Su envolvente homogénea está compuesta de piezas de hormigón prefabricado, grandes cristaleras de vidrio y una cubierta formada por una serie de planos inclinados que permiten la apertura de franjas horizontales a modo de lucernarios orientados al Noreste que aportan al interior de la estación luz y ventilación natural.

Una apuesta por la accesibilidad

Todos los puntos de entrada a la estación marítima están adaptados para personas con movilidad reducida. El edificio dispone de tres puntos de acceso por la fachada principal situada al Noroeste y por la fachada Suroeste, con dos salidas que conectan directamente con la zona de embarque permitiendo una permeabilidad entre el aparcamiento del muelle y las zonas de embarque. Su interior diáfano, donde se disponen los 3 módulos programáticos unidos por el gran Hall central, es un espacio que recorre el edificio a lo largo y cuya función está destinada al tránsito de personas, con posibilidad de ser utilizado como espacio polivalente.

Los 3 módulos de la nueva estación marítima contarán con 2 locales comerciales; espacio destinado a las dependencias de las oficinas, con un total de 9, que tienen acceso independiente desde el exterior por la fachada suroeste; espacio para restaurante/ cafetería, aseos públicos y cuartos de instalaciones. Además, la estación contará con una terraza cubierta junto al acceso a la cafetería, con capacidad de albergar mesas del propio restaurante.

El proyecto de ampliación del puerto de Playa Blanca está impulsado y financiado por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, y cofinanciado al 85% en el marco del Programa Operativo FEDER de Canarias (2014-2020).

Uso de cookies

www.puertoscanarios.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies” Si quiere saber más o configurar el uso de las mismas, puede hacerlo haciendo click Aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies